La alternativa radical del evangelio de la paz

jesusmbs

Brian Zahnd.

Los cristianos llaman a Jesús “Príncipe de la paz”. Pero, ¿Qué significa eso? ¿Es sólo un cliché de tarjetas de Navidad? ¿Significa simplemente algo de paz mental en un mundo lleno de ansiedad? ¿O podría significar algo más sustancial? Quizás mucho más sustancial. ¿Podría significar que Jesús ofrece al mundo un plan alternativo que podría describirse como paz? Esto es lo que he llegado a creer. Jesús es el salvador del mundo de una manera real, maravillosa y urgente: el Príncipe de la Paz que puede sacar a la humanidad de la locura de organizar nuestro mundo en torno al poder, la violencia y la guerra.

Tengo mi propia historia de cómo fui más allá de una lealtad equivocada de ese cansado paradigma de violencia a descubrir la alternativa radical del evangelio de la paz. Esto no fue algo fácil, pero valió la pena. Y es una historia que vale la pena contar.

Pero lo que más me interesa es contar la historia de Jesús de Nazaret y las ideas revolucionarias que predicó, especialmente sus ideas sobre la paz. Este judío del primer siglo de cuyo nacimiento datamos nuestra era común, este que se convirtió en el heredero del antiguo sobrenombre de “Príncipe de paz” de Isaías, predicó una nueva forma de ser humano y un plan alternativo de la sociedad al que llamó reinado o reino de Dios. Era (¡y es!) un reino pacífico. Mi afirmación, audaz para algunos e ingenua para otros, es simplemente esta: Jesucristo y su reino pacífico son la esperanza del mundo.

Así que permítanme declarar: ¡Yo creo en Jesucristo! Creo lo que los evangelios informan y lo que los credos confiesan acerca de Cristo crucificado y resucitado, eso es lo que me hace un cristiano ortodoxo. Pero también creo en las ideas de Jesús, las ideas que predicó sobre el reino pacífico de Dios, eso es lo que me hace un cristiano radical. Creer en la divinidad de Jesús es el corazón de la ortodoxia cristiana. Pero creer en la practicabilidad de las ideas de Jesús hace que el cristianismo sea realmente radical.

Separar a Jesús de sus ideas, especialmente de sus ideas políticas, ha sido una vergüenza que ha plagado a la iglesia durante diecisiete siglos. El problema es el siguiente: cuando separamos a Jesús de sus ideas para una estructura social alternativa, inevitablemente sucumbimos a la tentación de usar a Jesús para nuestras propias ideas, confiriendo así a nuestras construcciones políticas basadas en el poder un supuesto respaldo divino.

Con poca o ninguna conciencia de lo que estamos haciendo, nos encontramos en complicidad con los principados y poderes para mantener al mundo a raya con la antigua coreografía de violencia, guerra y muerte. Hacemos esto en su mayoría inconscientemente, pero lo hacemos. Lo he hecho. Y el resultado es que reducimos a Jesús a ser un salvador que garantiza nuestra reservación en el cielo mientras lo usamos para respaldar nuestras propias ideas sobre cómo dirigir el mundo. Esto se alimenta en una narrativa nacionalista del evangelio y conduce a un Jesús de propiedad del Estado. Por lo tanto, nuestra comprensión de Cristo ha mutado a través de los siglos desde el Jesús-romano al Jesús-bizantino al Jesús-ruso al Jesús-anglo al Jesús-alemán al Jesús-norteamericano y así sucesivamente.

Reclutar a Jesús en una agenda nacionalista crea una caricatura grotesca de Cristo que la iglesia debe rechazar, ¡ahora más que nunca! Entender a Jesús como el Príncipe de la Paz que trasciende el nacionalismo idólatra y supera las formas de guerra arcaicas es un imperativo que la iglesia debe comenzar a tomar en serio.

Si pensamos que las ideas de Jesús sobre la paz son irrelevantes en la era del genocidio y las armas nucleares, ¡hemos inventado un cristianismo completamente irrelevante!

Pregunta: ¿Puede la humanidad poseer la capacidad de autodestrucción y no recurrir a ella? El jurado aún está deliberando. Pero esto es seguro: si pensamos que las ideas de Jesús sobre la paz son irrelevantes en la era del genocidio y las armas nucleares, ¡hemos inventado un cristianismo completamente irrelevante!

Debido a que lo que está en juego es ahora tan intolerablemente alto, las personas con un mínimo de sentido común se han dado cuenta de que al fin debemos hablar seriamente sobre cómo vivir juntos pacíficamente en nuestro pequeño planeta azul. Nuestra capacidad de autodestrucción lo exige.

Sin embargo, aquí está el problema. Las personas comprometidas con la idea de la paz como una alternativa real a los paradigmas del poder y la violencia a menudo ven a Jesús y sus seguidores como periféricos a la causa de la paz. No ven la necesidad de mezclar el asunto serio de la pacificación con una figura religiosa, especialmente cuando la religión que él inspiró se ha asociado a menudo con la violencia y la guerra.

Por otro lado, parece que con demasiada frecuencia los más comprometidos con la persona de Jesucristo no ven la necesidad de mezclar a Jesús en el trabajo del mundo real de la pacificación (que de alguna manera consideran algo sospechoso). Ciertamente, la visión evangélica de la paz en el mundo real ha sido algo como esto: “¿No tiene Jesús que hacer un trabajo más importante?”. Según este punto de vista, el cristianismo trata principalmente del trabajo “espiritual” de “salvar almas” para una vida futura en el cielo, y las ideas de Jesús sobre la paz pueden ser puestas en espera hasta la era venidera, o eso dice el argumento. Pero pienso de otra forma. Jesucristo y los acontecimientos históricos de su crucifixión y resurrección no deben separarse de las ideas que predicó sobre un reino de paz.

Continuará…

(En un libro completo)

Paz.

BZ

(La obra de arte es Christ Mocked by Soldiers de Georges Rouault)

 

Fuente original:

https://brianzahnd.com/2013/02/the-radical-alternative-of-the-gospel-of-peace/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s