¿Cómo funciona “Morir por nuestros pecados”?

mg

¿Cómo funciona “Morir por nuestros pecados”? Brian Zahnd

Cuando decimos “Jesús murió por nuestros pecados”, ¿qué es lo que significa? Innegablemente es una confesión esencial de la fe cristiana, pero ¿cómo es que funciona? De lo que estoy seguro, es que no se puede reducir a una sola cosa. Acabo de terminar de predicar ocho sermones sobre “El Dios crucificado” y sé que apenas he arañado la superficie de lo que significa la cruz. Intentar reducir la muerte de Jesús a un único significado es un enfoque empobrecido del misterio de la cruz. Estoy hablando especialmente acerca de esas ordenadas explicaciones de la cruz conocidas como “teorías de la expiación”. Encuentro la mayoría de ellas inadecuadas; otras me parecen repulsivas. Particularmente son aborrecibles aquellas teorías que retratan al Padre de Jesús como una deidad pagana que solo puede ser aplacada por la barbarie del sacrificio infantil. ¡El dios que se aplaca arrojando a una virgen a un volcán o clavando a su hijo a un árbol no es el Abba de Jesús!

Tampoco es la muerte de Jesús una especie de quid pro quo (Cosa que sustituye a algo equivalente o que se recibe como compensación por ello) por el cual Dios obtiene el capital necesario para perdonar a los pecadores. ¡No! Jesús no nos salva de Dios; ¡Jesús revela a Dios! Jesús no le proporciona a Dios la capacidad de perdonar; Jesús revela a Dios como amor perdonador. Un “modelo económico” de la cruz simplemente no funcionará. No es como si Dios estuviera diciendo: “Mira, me encantaría perdonarte, pero tengo que pagar a la Justicia primero, y, ya sabes cómo es ella, ella es una diosa dura, ella requiere el pago debido.” Este entendimiento de la cruz plantea la cuestión sobre quién está exactamente a cargo: el Padre de Jesús o algún ideal abstracto llamado “Justicia”.

Cuando confesamos con Pablo que “Cristo murió por nuestros pecados”, no queremos decir que Dios requirió el atroz asesinato de su Hijo para poder perdonar. ¿Cómo funcionaría eso en todo caso? ¿Dios tiene alguna escala de tortura la cual una vez encontrada “satisfaría su ira”? Piénsalo y verás el problema. ¿La muerte no fue suficiente para satisfacer a este dios? ¿Tenía que ser una muerte por crucifixión? ¿La tortura debe ser parte de la ecuación? ¿Y cómo es qué funciona? ¿Hubo un número mínimo de azotes requeridos en la flagelación? ¿La corona de espinas debe tener cierto número de espinas para que este dios pueda equilibrar la balanza?

¿Todavía te estás retorciendo? ¿Quieres decir: “Bueno, parte del abuso que sufrió Jesús fue una tortura innecesaria a mano de hombres crueles”? Pero si ese es el caso, ¿cómo funciona esta división de trabajo? ¿Cuánto era necesario para “satisfacer a Dios” y cuánto era solo por diversión? No, este enfoque para entender a Jesús muriendo por nuestros pecados claramente no funcionará.

¿Entonces qué hacemos? Comencemos aquí: antes de que la cruz sea otra cosa, es una catástrofe. Es el linchamiento injusto de un hombre inocente. Así es como los Apóstoles hablaron de la crucifixión de Jesús en el libro de los Hechos.

“A este Jesús …  crucificaste y mataste por manos de hombres sin ley”. -Hechos 2:23

” Mataste al autor de la vida, a quien Dios resucitó de entre los muertos”. -Hechos 3:15.

“Dios levantó a Jesús a quien mataste colgándolo en un árbol”. -Hechos 5:30

“El justo que ahora has traicionado y asesinado “. -Hechos 7:52

La Biblia es clara, Dios no mató a Jesús. Jesús fue ofrecido como un sacrificio en el sentido en que el Padre estaba dispuesto a enviar a su Hijo a nuestro sistema pecaminoso a fin de exponerlo como completamente pecaminoso y proporcionarnos otro camino. La muerte de Jesús fue un sacrificio en ese sentido. Pero no fue un sacrificio para apaciguar a una deidad iracunda ni para pagar a un penúltimo dios subordinado a la Justicia.

Permítanme sugerir que cuando decimos que Jesús murió por nuestros pecados, queremos decir algo como esto: Nosotros pecamos violentamente nuestros pecados en Jesús, y Jesús reveló el corazón de Dios perdonándonos. Cuando Jesús oró: “Padre, perdónalos”, no le estaba pidiendo a Dios que actuara en contra de su naturaleza. Cuando Jesús oró, “Padre, perdónalos”, ¡él estaba, como siempre, revelando el corazón mismo de Dios!

En la cruz nosotros pecamos violentamente nuestros pecados en Jesús, y Jesús los absorbió, murió por ellos, los llevó a la muerte y resucitó al tercer día para decir la primera palabra del nuevo mundo: “La paz sea contigo”.

Cuando digo “nosotros” pecamos violentamente nuestros pecados en Jesús, quiero decir que todos estamos más o menos implicados por nuestro apoyo explícito o implícito a los sistemas de poder violento que enmarcan nuestro mundo. Estos son los mismos sistemas políticos y religiosos que ejecutaron a Jesús. En la cruz vemos dónde nos han llevado la inclinación de culpa de Adán y Eva y la capacidad de matar de Caín: ¡al asesinato de Dios! En el Gólgota, el pecado humano es visto como completamente pecaminoso. Dios no requirió la muerte de Jesús, ¡pero lo hicimos!

Así que, seamos claros, la cruz no se trata del apaciguamiento de un dios monstruoso. La cruz es acerca de la revelación de un Dios misericordioso. En la cruz descubrimos un Dios que preferiría morir antes que matar a sus enemigos. La cruz es donde Dios en Cristo absorbe el pecado y lo recicla en perdón. La cruz no es lo que Dios inflige sobre Cristo con el fin de perdonar. La cruz es lo que Dios soporta en Cristo cuando perdona. Una vez que entendemos esto, sabemos lo que estamos viendo cuando miramos la cruz: estamos viendo los extremos a los cuales un Dios de amor podrá ir para perdonar el pecado.

La cruz es fea y hermosa. Es tan fea como lo es el pecado humano y es tan bella como lo es el amor divino. Pero al final, el amor y la belleza ganan.

BZ

 

La obra de arte es The Crucifixion (1515) de Grünewald Matthias.

Fuente original:

https://brianzahnd.com/2014/04/dying-sins-work/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s